Amor digital y momentos perfectos: Daft Punk “Discovery”

Francia le ha dado al mundo muchas cosas. Libertad, igualdad y fraternidad; baguettes, quesos, y vino; fotógrafos como Daguerre (de hecho, el padre de la fotografía), Cartier Bresson y Doisneau; pintores de los que uno puede llegar a ser muy fan como Delacroix, Gericault y Courbet; cineastas que nos cambiaron la forma de ver el mundo como Godard (el de los sesentas y setentas, no el pacheco que empezó a hacer cine de los ochenta para acá), François Truffaut (hijos, el entrañable Truffaut) o recientemente Michelle Gondry; gigantes de la literatura como Stendhal (¿por qué la gente no lee más a Stendhal?), Flaubert, Benjamin Constant, Victor Hugo (bueno pues, y para los más clavados los poetas malditos también) y, aunque sus aportaciones han sido menores en el futbol, no podemos olvidar que nos dieron a Platini y a Zidane.

Pero haciendo cuentas, ya en el balance, como que en la música nos han quedado a deber. Y a pesar de que me estoy refiriendo en particular a la música de la que generalmente hablo en este blog y que me gusta a mí y a mis amigos, la cosa se extiende a todas las épocas y los estilos. Como que comer mucha queso apestoso el echa a perder el oído a la gente. En lo que nos atañe en este blog, quiero destacar la gigantesca (y muchas veces poco valorada) aportación que hizo el maestro Serge Gainsbourg con toda su osadía, su sexosidad, su lírica y las melodías que suenan tan francesas y al mismo tiempo tan universales. Hay una cantante, que también entre otras cosas cantó canciones de Gainsbourg, que me gusta mucho y que tuvo el pico de su carrera en los setenta llamada France Galle.

Pero como que de repente hubo una pausa y no pasó nada. Nada que me interese por lo menos. Y luego empezaron a salir cosas apenas ya a finales de los noventa y en la década pasada. Air y Phoenix, por ejemplo, que la verdad me gustan mucho. Pero creo que la gran Revolución que vino de Francia (o sea, después de la de Robespierre, Marat, Danton y tal) fue la que inició Daft Punk. Música electrónica sólida, que a muchos que habíamos coqueteado con los sonidos del synth pop nos terminó de convencer. Discovery no fue su primer disco, cuando salió en 2001, ya el mundo los conocía por Homework, que habían publicado en 1997, pero que discazo.

Yo, como toda la gente, había escuchado One More Time una y otra vez, porque además resulta que esa canción en particular tuvo un éxito comercial impresionante, al grado de que gente con la que tradicionalmente no he tenido nada que ver en materia musical se la sabe, la canta o la recuerda, en cualquier orden. Entré con recelo a Daft Punk porque todavía quedaban en mí resabios de esa cosa preparatoriana que ya les conté que decía de manera totalmente idiota que si te gustaba el rock entonces no te gustaba el electrónico.

A pesar de ya conocer muy bien a New Order y a Depeche Mode, mi idea de la música electrónica, sobre todo la que se podía bailar, eran unos tipos agarrando pedazos de canciones de otras gentes para ponerlas sobre una base rítmica y construir algo que se baila y se desecha. El caso con Daft Punk es que no era para nada desechable, sino que por alguna razón sonaba universal y sonaba como que uno nunca iba a dejar de escucharlo. Y, además, resulta que estos tipos no se limitaban a construir sobre sampleos de otras canciones, sino que añadían música hecha por ellos.

Esto es muy claro en mi canción favorita del disco, Digital Love, que suena exactamente como debe sonar el amor en tiempos de robots. La canción está compuesta sobre la base de una rola de George Duke, músico de funk y Rythm & Blues, pero suena, justamente, digital, y como cosa curiosa en una canción bailable, tiene este poderosisisisisisísimo sólo de guitarra compuesto por Thomas Bangalter, uno de los dos robots que integran al grupo.

“Last night I had a dream about you

In this dream I’m dancing right beside you

And it looked like everyone was having fun

the kind of feeling I’ve waited so long”

Nuevamente tengo una imagen de carretera, el sol como ya queriendo irse a dormir detrás de las montañas que nos pegaban de lado, la chica que entonces era mi chica adormilada en el asiento del copiloto, yo, en un momento de cursilería absoluta, manejaba feliz, con la mitad de mi atención en el camino y la otra mitad en verla acurrucarse en el asiento y ocasionalmente abrir los ojos para ver si yo todavía seguía ahí. Y de repente sonó Digital Love.  Sí, todo era perfecto, a pesar del desastre que vendría después, sólo ese recuerdo hace que todo valiera la pena.

“The time is right to put my arms around you

You’re feeling right, You wrap your arms around too

But suddenly I feel the shining sun

Before I knew it this dream was all gone.”

Los discos de Daft Punk son buenísimos. Escuchar sus canciones en una fiesta es algo que siempre es bueno. Pero nada se compara a verlos en vivo. A pesar de mi reticencia a disfrutar de los actos en vivo con dos monitos con computadoras, créanme, Daft Punk está muy cabrón. Los dos con sus disfraces de robot encima de una pirámide de luces. La explosión multicolor que se secuencia con el ritmo de la música, el ambiente de gente que se deja ir y baila y baila y baila y termina por contagiarte con este espíritu de fiesta que te hace pensar que todo está bien, aunque sea sólo por las dos horas en las que lo único que puedes hacer es bailar con las otras 30 mil personas que están a tu lado.

Aquí les dejo Digital Love y una gran gran gran gran versión en vivo de One More Time. Además, como plus, la canción a partir de la cual hicieron Digital Love (que mejorada le dieron, caray).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s