Baby, baby, baby, light my way: U2 “Achtung Baby”

Este post debería ser una especie de carta de amor. Creo, de verdad, que no hay disco que haya sido más importante en mi vida. Creo también que no hubo un disco más importante en la última década del siglo XX. El Achtung Baby no sólo inauguró los noventa con su publicación en 1991, sino que cambió la forma de entender la música. U2 ha sido la última gran banda de la música y en este disco alcanzaron el punto máximo de su genialidad.

Quiero pedirles que hagamos un ejercicio. Vamos a pretender que nada de lo que ha pasado con U2 a partir del año 2000 ha sucedido. No hemos visto a Bono convertirse en esta especie de payaso filantrópico que apenas puede con su ego que hoy vemos, ni hemos escuchado esa serie terrible de discos que han publicado desde entonces, ni asistimos al tristes espectáculo que fueron los conciertos del Azteca. Vamos a suponer que vivimos ese momento en el que estamos emocionados por una banda de rock que ha hecho grandes himnos como “Sunday Blodie Sunday”, “Bad”, “Where the Streets Have no Name” o “Angel of Harlem” y de repente nos vemos abrumados por la por la profunda riqueza sonora y la poesía de las letras del “Achtung Baby”. Un disco que no esperábamos que fuera así y que sonaba a lo que debía sonar el futuro.

Mi enamoramiento con este disco llegó algunos años después de que vio la luz. Y coincidió con la aparición en mi vida de mi primera relación en serio. Esa a la que uno le entra con los ojos cerrados y sin saber bien a bien en lo que se está metiendo y en la que uno piensa que está viviendo una historia de amor apasionada y perfecta que terminará en boda y con unos hijos maravillosos y una casa increíble hasta que el destino y la mujer en cuestión terminan por decirte que lo que pasa es de que siempre no, mejor otro día. Bueno, esa primera historia de amor, así como varias de las posteriores, estuvo musicalizada por el Achtung Baby.

El disco, de verdad, es perfecto. Desde las guitarras que suenan a experimentos electrónicos en una estación de metro en Berlín de Zoo Station y en Even Better Than the Real Thing hasta la introspección y reflexión super intensa de “Acrobat”.

Bono alcanza niveles poéticos que muy pocos han alcanzado. Love is Blindness es uno de los homenajes mas grandes que el rock haya hecho al amor, con toda su complejidad y claroscuros: “Love is drowning on a deep well, all the secrets and no one to tell“A little dead without mourning, no call and no warning, baby it`s a dangerous idea, that almost make sense”.

En “Whose gonna ride your wild horses” está la descripción más certera de muchas de las mujeres con las que me he topado en la vida “You are dangerous cause you are honest, you are dangerous, you don’t know what you want” y están todas estas frases contundentes, precisas y hasta dolorosas como “you are a piece of glass lef there on the beach” o “the hunter will sin, for you ivory skin”.

Mi canción favorita del disco, a pesar de lo difícil que es escoger una canción de un disco que te gusta todo casi por igual es Ultraviolet (light my way) con las guitarras de The Edge tomando un rol sutil pero protagónico todo el tiempo, las frases como “feels like trash, you make me feel clean” o “there is a silence that comes to a house where no one can sleep, I guess is the Price of love, I know is not cheap” y al final los gritos casi suplicando “baby, baby, baby, light my way”.

One detalla a la perfección el trance que puede representar la vida en pareja con “one love, we got to share it, leaves you babye if you don’t care for it” o la frase poderosamente sexosa de “you ask me to enter, but then you make me crawl”. Y So Cruel es la canción perfecta para tirarse al piso, una vez que la relación se va descomponiendo y ya no tiene arreglo pero uno necea y se empecina. “I’m only hanging on to watch you go down, my love”. “I gave you everything you ever wanted, it wasn’t what you wanted”. “You put your lips, to her lips, to stop the lie”.

La cosa está clara, mi vida no hubiera sido la misma si no hubiera existido el Achtung Baby. No lo sé, probablemente había tenido relaciones más sanas lejos de la influencia de estas letras, o probablemente me hubiera tardado mucho más en entender lo que significa este asunto tan fuerte de decidir estar con alguien.

Regreso al Achtung Baby muy a menudo. No puedo dejar de escucharlo y tampoco quiero hacerlo. Algunas veces encuentro cosas nuevas: un riff de guitarra escondido que resulta fundamental y al cual no le había puesto atención. Muchas veces mientras esto en esta obsesión por comerme al mundo, me repito esta frase de “How far are you gonna go, before you lose your way back home”. Muchas veces me he sorprendido en tardes de domingo escuchando Acrobat y recordando esos días de mi primera juventud cuando el mundo parecía ser un camino abierto de posibilidades infinitas.

Los dejo con dos videos en concierto en la gira Zoo TV, esa en la que Bono le hablaba a los Presidentes en vivo, había coches Trabant colgados del techo y U2 cantaba Satellite of Love con una aparición especial en video de un gigantesco Lou Reed. Ultraviolet (Light My Way) y Trying to Throw Your Arms Around the World como la tocaban en 92, con Bill Clinton hablando para saludar a la cabina de radio y un chorro de explosiones de champaña como si fuera, bueno, ahí vean ustedes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Baby, baby, baby, light my way: U2 “Achtung Baby”

  1. Diego Ruvalcaba dijo:

    Suscribo y celebro cada una de las palabras escritas por ti sobre el Achtung Baby. Me hiciste recordar que una vez, mi mejor amigo y yo estrenamos su Acer Aspire, la nueva versión de Word y su impresora haciéndole una hoja de amor garigoleada a las mujeres que amábamos en ese entonces. Eramos jovenes y mensos. El adornó la canción de One (pensando que era un love song), y yo escogí para aquella que no me pelaba: So cruel. Cómo extraño los 90.

    Gran blog el que tienes.

    Diego.

    • Muchas gracias por tu comentario. Si, los noventa tuvieron su cosa y cuando uno es joven y menso hace cada cosa… pero ya viendo pa atrás igual y me quedo con los dosmiles, ja. Espero te siga gustando lo que viene.

  2. César dijo:

    Discrepo profundamente con tus aseveraciones respecto al U2 posterior al 2000, pero por otro lado, me sentí muy conmovido al evocar todas las sensaciones que me ha producido, (y aun me produce), este disco monumental, sensaciones que recordé al leer tu excelente post, gracias por escribirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s