Chale, ¿no era mujer?: Suede “Suede”

En la década de los noventa, MTV todavía hacía honor a su nombre y ponía videos musicales. Yo solía pasar tardes y noches enteras viendo uno tras otro, tras otro, tras otro durante horas interminables. En particular, mi hermano y yo veíamos un programa que pasaba alrededor de las 11 de la noche y que se llamaba “120 minutes”. Se dedicaba a pasar videos de esa música que en aquél entonces llamaban “alternativa” y que era, por lo demás, la que más me gustaba. Viendo ese programa descubrimos mucha música de la que nos quedamos enganchados, desde el punk de NOFX y Bad Religion, hasta la onda nerd de Weezer, pasando por el rap blanquito y californioso de 311 y la intelectualidad de XTC.

Recuerdo una noche en la que los dos veíamos el programa, acostados en la alfombra y con los pies encima de los sillones como era nuestra costumbre. De repente, comenzó a sonar una guitarra con una distorsión muy sucia, pero que al mismo tiempo era muy melódica y luego vimos aparecer, con una cortina de terciopelo rojo en el fondo, a una persona que se contoneaba sin desparpajo y tenía el pelo cortado en esta onda que Victoria Beckham puso de moda hace unos tres años. La conversación fue la siguiente:

Hermano 1. Órale, en ese grupo canta una vieja.

Hermano 2. Uy, si es cierto y está guapa, ¿no?.

Hermano 1. Sí, ps sí, no está fea.  

Hermano 2. Pero está muy flaca, ¿no?

Hermano 1. Sí, no mames, no tiene chichis.

Hermano 2. ¿Oye, pero esa gorda por qué le está haciendo strip tease?

Hermano 1. Ps no sé.

Hermano 2. ¿Oye, y sí es vieja?

Hermano 1. Ya no sé, ¿éh?, además, como que ahora que bailó como que se le vio un pezón, si fuera vieja, no pasaría eso.

Hermano 2. Chaleeeeeee, es un güey, oye la voz es un güeeeey.

Hermano 1. Si es cierto, no mames, es un güey.

Bueno, sí, yo ya conocía a David Bowie y a las bandas de glam, pero este fue en realidad mi primer contacto con la onda andrógina así más en vivo y en directo.

Más allá del primer shock del video, la música era muy buena y mi hermano compró el disco que terminó, como pasaba muchas veces, como uno de los tres discos que dio vueltas en el reproductor de cd de mi coche por meses. Mucha gente parece olvidarlo, pero hubo un tiempo en el que la gente sólo podía escuchar un solo disco cuando iba en su coche, los más afortunados tenían una caja de 7 o 10; si tenías paciencia podías hacer discos mezclados, como mix tapes, pero cuando te ganaba el tiempo subías al coche los primeros cuatro que encontrabas y esos se quedaban ahí y los escuchabas cientos de veces, a veces sin darte cuenta. Bueno, el Suede de Suede fue uno de esos discos.

Evidentemente, parte de lo que quería vender Brett Anderson era este asunto de la sexualidad indefinida, clarísimo desde los/las chicos/chicas que se besan en la portada y sus bailes de cadera para acá y cadera para allá. Musicalmente estaba esta cosa terciopelosa, como suave y al mismo tiempo sofisticada que tenía mucho que ver con esta condición andrógina y que de cierta forma recordaba a los Smiths. De hecho, la banda antes de hacer su música empezó haciendo covers de los Smiths, David Bowie y los Beatles.

Además, estaba Bernard Butler, que sólo participó con el grupo para este disco y que a mí me enseñó que la guitarra podía estar de manera permanente en una canción con líneas melódicas geniales, que estaban presentes todo el tiempo pero que no competían contra la voz, sino que la completaban de una manera perfecta. Sí, ya sé que justamente eso es lo que hizo Johnny Marr con los Smiths, pero no me critiquen, yo me di cuenta aquí.

No sé qué tan famoso fue Suede en México, no he encontrado a mucha gente que los conozca, pero neto, si no han oído este disco háganlo. Es un disco que, a pesar de haber visto la luz en 1993, ha pasado muy bien la prueba del añejo; lo escuché hace un par de meses, y más allá de cualquier recuerdo de una confusión adolescente, me sonó muy fresco y me dejó encontrar cosas que no había escuchado la primera vez.  Creo que se separaron, se juntaron y andan de gira ahora, no sé si tenga oportunidad de verlos, pero como que se antoja.

Los dejo con el video de Animal Nitrate, la canción en la que Brett Anderson baila como señorita, y la banda en vivo cantando Metal Mickey en el Tonight Show with Jay Leno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s